mié27jul

Reflexiones de una cuarentona y…

Escrito en Lectura de Tarot

Mi cumpleaños ha sido durante este mes. A mi condición de “Sacerdotisa” se une el elemento “Luna” fortificado con el signo cáncer, así que ya me contarán cómo manejamos la ciclotimina, la emocionalidad y la sensación de tener más que ver en el pasado que en el futuro. Mis pasos, lentos, llegaban casi a detenerse en julio… ¿Otro año más? Cada verano lo mismo, la sensación de no haber hecho lo suficiente, la autocrítica de no tener cien proyectos proyectados llevados a cabo. Pero este verano ha sido distinto, porque no me he sentido con esa sensación “lunática” que solo los cánceres conocen. Me he sentido bien, cayeron 42.

Empiezo a conocerme y a sentirme a gusto, a no cuestionar la evolución como un paso más sino como un anclaje menos en ese pasado, turbio, a veces luminoso, donde los proyectos proyectados que no vieron la luz no pesan tanto, “si no salieron por algo sería”. Quienes se acordaron de ese día fueron muchos,  no todos los que figuran como “amigos” en esas etiquetas ridículas con contadores que terminan en miles. Los que no quisieron acordarse espero que les costara, jajaja, pasar de ello y se acordaran aunque fingieran que no.

Cada día me enfrento a personas que pierden, cosas, vidas, amores, hijos… y me siento una privilegiada por poder hacer algo que me gusta aunque a veces me desborde. Estoy aprendiendo a no dar tantas explicaciones, a que el frío del convencimiento sea cada vez más poderoso.

Fabuloso desastre me adjetivo;
me conozco me topo me desvelo
yo ya no tengo pelos en la lengua
ni gatos en la tripa ni remedio.
Gloria Fuertes, de Sola en la sala

Al final, las personas más bondadosas son las que se entregan aún en la pérdida. Y ante la pregunta ¿por qué tengo tan mala suerte, por qué me ocurren cosas malas? propongo una respuesta, vivir. Si no vives no sufres y no conoces el alcance de la profundidad de tu corazón. Y no alucinas escuchando una Follia de Corelli, por ejemplo.

El reto debe ser la integridad espiritual. Es el momento en ser Uno, íntegro y luego… los demás. Porque solo desde la integridad puedes darte y no sentir conciencia de la carencia. No es qué te falta, es lo que no eres, ni es lo que te deben sino lo que te debes a ti mismo.

 

Escribe un comentario:

0



17 comentarios para “Reflexiones de una cuarentona y…”

  1. eve dice:

    Buenas sacerdotisa: Feliz cumple! atrasado mi saludo pero vale. Excelente la conclusión que has tenido, me alegra que hayas podido lograr esa comprensión de la vida y poder transmitirla. Siempre te leo pero nunca me animo a escribirte. Lo poco que puedo percibir a través de tus lecturas puedo lograr ver que persona sos, dulce pero rigurosa. Me encanta esa combinación! Sólo te escribía para saludarte y desearte lo mejor. Que estos 42 te traigan lo mejor! besoos.

  2. M.A. dice:

    ¡Hola Bella! ¿Qué quieres que te diga? A los 42 y ya tan sabia de ti misma. Provocas envidia en mucha gente.

    Muchos besos.

    Yo alucino con “Folias de España” Tocada por Jordi Savall y su grupo Hesperion XXI.

  3. Adriana dice:

    Muchas felicidades canceriana.
    Cada década sus encantos. Y por supuesto esta también la tiene.
    Besos y a vivir intensamente. Después de todo dicen que es lo que llevamos.

  4. sacerdotisa dice:

    Gracias, eve, por animarte a dejarnos tus palabras!

  5. sacerdotisa dice:

    Jajaja, sí, M. A, tan sabia, tan errónea en lo mío, jajaja. Espero que no, la envidia es muy mala, como dicen las madres! La música te llega hasta las entrañas. Besos guapísima.

  6. Alice dice:

    Muy feliz cumpleaños sacerdotisa, me encantaron tus reflexiones sobre todo “estoy aprendiendo a no dar explicaciones“. Es tan cierto! Yo ya estoy en los 64 y más de una vez intento justificar lo que hice o lo que no hice. Debo aprender ya. Más vale tarde que nunca. De una canceriana a otra todo mi cariño. Y que tengas un año lleno de bendiciones.

  7. Rocio dice:

    Hola Sacerdotisa! deseo que hayas pasado muy feliz cumple! Tus palabras son bellísimas y, sobre todo, nos enseñan y hacen reflexionar a quienes te seguimos. Felices 42 y bienvenido tu aprendizaje, que de algún modo, también es el nuestro! Chin Chin…

  8. Alaitz dice:

    Felices 42 Sacerdotisa! Que bonito es cumplir años desde mi modo de ver. Yo pensaba que eras mayor, tu sabiduría te hace parecer. Y tus conclusiones me han gustado, para tomar ejemplo. Te deseo lo mejor, un beso.

  9. sacerdotisa dice:

    Alice, gracias, qué nos cuesta ser distintas!

  10. sacerdotisa dice:

    Alaitz, siempre fui madura para mi edad de cabeza, ahora normalmente me echan menos años porque intento controlar mi cuerpo, es decir, alimentación, rutina de ejercicio… Todo eso, ese control del entorno me ayuda porque soy un número 4, imagina cómo necesito pilares en mi vida incluso más cotidiana. Besos y gracias.

  11. iv4n4 dice:

    Feliz cumpleaños Sacerdotisa! Te imaginaba más joven, de unos 38… Me parecía que tanta sabiduría No podía darse por la edad, que igual es poca, sino por circunstancias. Qué bueno equivocarme. Espero que se entienda lo que quiero decir *____*.
    Yo también sufro mis cumpleaños, pero que hermoso cuando no es así, cuando simplemente se disfruta.

  12. Pilar dice:

    … Felicidades mil Sacerdotisa! Bellas y sabias reflexiones! Un abrazo fortísimo, un vive la Vida, y gracias por formar parte del mar en el que navega mi barco! Besos bella alma! .

  13. angelacan dice:

    Muchísimas felicidades! Disfruta de este nuevo año. Un abrazo.

  14. Goldie dice:

    Mi siempre querida Sacerdotisa, un abrazo gigante lleno de dulzura, respeto y admiración para usted! Un poco atrasada, pero con mi humilde y eterno agradecimiento para con su persona, que siempre nos guía e instruye noblemente! Miles de bendiciones y felicidades hoy y siempre querida maestra!

  15. sacerdotisa dice:

    Gracias Goldie, no importan los “retrasos” porque cada uno tiene su vida y es complicado estar siempre en el momento oportuno para otro. Besos y gracias.

  16. María C. dice:

    Aunque con retraso, Feliz cumpleaños, Sacerdotisa! Cuánto me ha emocionado este post, cuánta serenidad y sabiduría en tu palabras. Gracias por compartir-te. Y sobre todo, me emociona ver citada a doña Gloria Fuertes, la poeta de guardia de Lavapiés.

    Un abrazo, María.

  17. sacerdotisa dice:

    María C., ella tuvo un papel importante durante una época aquí en Málaga y aproveché su aniversario reciente para ese pequeñísimo homenaje. Besos.