lun03jun

Previsión en el Tarot: sincronicidad

Escrito en Adivinación, Internet, Laura Tuan, Medium, Referencias bibliograficas

Distinguimos conceptos de precognición e intuición en el Tarot, mientras que la primera revela un poder denominado “paranormal”, compartido con mayor o menor medida por todos, la intuición se basa en el desarrollo consciente de la sensibilidad individual a veces mediante ejercicios concretos. Para desarrollar una mayor sensibilidad, que nos conducirá a una intuición y empatía considerables, puede actuarse potenciando las capacidades paranormales genéricas y a alcanzar el denominado estado alfa (concepto psiquiátrico que se refiere a la condición que se adquiere cuando el cerebro emite una mayor frecuencia de ondas cerebrales llamadas alfa. Este ritmo alfa se presenta normalmente cuando una persona no recibe una mayor excitación externa que le bloquee dicho ritmo -sincronicidad-. Habitualmente, en sus actividades diarias, una persona entra en un ritmo acelerado y desordenado -asincronía- conocido como Beta), y, por otro lado, conocer y descifrar el símbolo, así como su aplicación práctica en la adivinación. Todos podemos entender y utilizar las mancias, el Tarot en concreto, pero si no desarrollas una cierta sensibilidad y aplicas cierta cultura, las interpretaciones serán más pobres.

Carl G. Jung (1875-1961) enunció a mediados del siglo XX la llamada “teoría de la Sincronicidad”, esta teoría se basa en el relativismo de los conceptos de espacio y tiempo en la mente inconsciente, especialmente en el inconsciente colectivo. En el inconsciente colectivo las nociones de espacio y tiempo desaparecen y los hechos pueden aparecer simultáneamente fuera de toda lógica racional.

Pero además, Jung postuló que la actividad de la mente inconsciente podía proyectarse en el mundo externo de los hechos, en aparentes coincidencias, y los hechos del mundo externo, del universo coincidir con los arquetipos del inconsciente colectivo.

Las cosas o los acontecimientos similares tienden a converger en el mismo espacio y en el mismo tiempo.

Sea como sea, el propio Jung recuerda en uno de sus escritos una experiencia que tuvo con una de sus pacientes, cuyo esposo murió de una afección cardíaca. Momentos antes del fallecimiento, una bandada de pájaros se posaba sobre el tejado de la vivienda familiar, como ocurriera antes con su madre y con su abuela, quienes, en efecto, habían muerto poco después de que se produjera dicho fenómeno. El científico recuerda otro caso de sincronicidad: en cierta ocasión, una de sus pacientes soñó que le regalaban un escarabajo dorado. Al día siguiente, la paciente contó a Jung su experiencia durante la sesión de terapia, y, durante el relato de su sueño, el médico suizo oyó cómo “algo” golpeaba en repetidas ocasiones los cristales de una de las ventanas de la sala.

Jung interrumpió momentáneamente a la paciente y se acercó a la ventana, y contempló con asombro a un escarabajo con tintes dorados, una “Cetonia Aurata“, que parecía, en palabras del psicólogo, que quería entrar en la habitación justo en el momento durante el cual la paciente contaba su experiencia onírica.

A todo el mundo le habrá sucedido una infinidad de veces pensar en una persona y encontrarse con ella poco después y, quizás por la noche, ver una película cuya protagonista comparte el nombre con dicha persona. Algo similar fue experimentado por él mismo, lo que le llevó a formular esta teoría.

Trasladándolo al Tarot, es el mismo principio de la sincronicidad, que relaciona entre sí hechos que aparentemente son independientes, el que hace que el consultante escoja precisamente un arcano y no otro; el mismo que evoca en la mente del profesional precisamente esa idea y no otra, en respuesta a la pregunta formulada a las cartas.

wikipedia; http://mystere.es; astrosideral.blogspot; Laura Tuan (Lenguaje secreto del Tarot); tarotmitosyarquetipos.blogspot.

Escribe un comentario:

0



Un comentario para “Previsión en el Tarot: sincronicidad”

  1. eduardo acosta najarro dice:

    AMIGOS DEL TAROT: Desde muy joven me he guiado por este sentir personal para expresarme: lo que llegue a tí como consulta, trabajo o problema! atiéndelo¡, que de seguro desde lo más hondo de tu ser brota la respuesta, la solución o el remedio. Y resulta a cabalidad. A tu naturaleza sólo hay que agregarle formación, preparación, adecuación y entereza basada en la absoluta honestidad contigo mismo. Un mínimo de solemnidad y adecuación a un ritual propio que no es más que adhesión a una disciplina personal y resolución en una práctica llevada adelante con seriedad y responsabilidad. DESDE AHÍ TODA METÁFORA, PARÁBOLA O SIMBOLOGÍA SE RESUELVE. Gracias. 281214.