mar11ago

Lectura de la evolución con Tarot egipcio

Escrito en Barajas, Lectura de Tarot, Lectura de Tarot gratuita, Lecturas de cartas, Tarot egipcio

 

Esta lectura se compone de 9 cartas que representan los tres pilares de un templo, templo que se refiere al hombre en sus tres cuerpos que envuelven su esencia:

-Cuerpo mental, que se corresponde con las cualidades (hacia los demás, hacia uno mismo y para los que amas).

-Cuerpo espiritual, igual a los defectos, en el mismo sentido, hacia los demás, hacia uno mismo y para los que amas.

-Cuerpo físico, que se corresponde con los actos: leales, traciones y cobardías.

En esta lectura hay que analizar las cartas por sí mismas y también su resultado numerológico, con objeto de analizar el número de vidas que nos quedan

Posiciones:

1/2/3. Obstáculos de uno mismo.

4/5/6. Enemigos, aquellos que te traza tu Destino.

7/8/9. Conflictos que te traza tu Destino, o dioses a favor o en contra.

1/4/7. Cualidades.

2/5/8. Defectos.

3/6/9. Actos.

1/5/9. La Recompensa.

2/5/8. El Resultado.

3/5/7. La evolución.

cualidades             defectos                  actos

1                                 2                             3

hacia los demás       hacia los demás      leales

4                                 5                            6

para uno mismo        para uno mismo         traiciones

7                                8                                9

para los que amas         para los que amas       cobardías

La evolución                El resultado                 la rcompensa

se deben sumar las cartas de cada columna y reducir a un dígito. Si el resultado es 7 o 9 significa que se aprendió lo suficiente y no se vuelve a este mundo.

Escribe un comentario:

0



15 comentarios para “Lectura de la evolución con Tarot egipcio”

  1. M.A. dice:

    Gracias Sacerdotisa, Voy a probar esta tirada con mi mazo de tarot egipcio, cuando lo haga te comento. La verdad es que no lo uso mucho, pero creo que voy a trabajar más sobre él. Un beso.

  2. sacerdotisa dice:

    M. A, puedo preguntarte el resultado de la tirada de la vida en tu caso? Ya que dijiste que habías hecho dos con resultado parecido… Besos.

  3. M.A. dice:

    Claro Sacerdotisa. Las dos las hice solo hasta los 83 años tal y como señala el ejemplo en el libro de Margarita Arnal, es decir no continué más años, quizás por miedo, al contrario que en la tirada de mi madre, aunque esta fue posterior. Hasta esa fecha no me salieron ninguna de esas combinaciones fatídicas, aunque algunas de esas cartas salían dispersas sin combinarse. Lo que más me choco es que para el periodo el en que estoy viviendo ahora me salieron las dos veces la carta de la templanza, y como esto fue hace ya algún tiempo en ese momento no lo entendí, pero ahora si. En esa linea la primera vez me salio como carta central el carro y la segunda la luna. Puede parecer que no tiene nada que ver pero como la carta central implica la clave de la época, cada una de ellas marca los dos aspectos más importantes de mi vida en esta línea vital. También había similitudes en los acontecimientos importantes para mi por ejemplo en la época del fallecimiento de mi padre y de mi tío aparecieron dos cartas de dolor. Y así varias coincidencias como bien dices en aquello que es importante para la vida de la persona. No sé si es esto lo que me pedías sacerdotisa. Besitos.

  4. sacerdotisa dice:

    Con creces, como siempre, excedes mi petición. Gracias. Había pensado en echarte la de la evolución en público si no te importa, para así practicar y comentar sobre ello, sólo si te apetece. Besos.

  5. Oeste Celeste dice:

    Sacerdotisa el tarot egipcio es un mazo de cartas que por ahora nunca me he atrevido a usar. Por alguna razón sin fundamento tengo la impresión de que estos naipes están íntimamente arraigados en el más allá y que precisamente existen para profundizar en aspectos de la existencia que contienen mucha información referida al pasado remoto y al futuro más lejano, incluso más allá de la materia. Por esta razón me han impresionado tus dos últimas entradas, y el rigor con el que estas complementando tu experiencia con todos estos nuevos descubrimientos en el ámbito de la numerología y el tarot evolutivo. Después de leerte me fui a investigar un poco en la red y encontré este vídeo de Margarita Arnal que me parece muy interesante como introducción para aquellos que como yo no sabemos nada sobre el tarot egipcio y su relación con la baraja tal y como la conocemos. Adjunto el enlace por si a alguien más le interesa.

    https://www.youtube.com/watch?v=qonl980dNrc.

    Creo que para hacer una lectura de vida – como has hecho tú M. A – hay que tener un nivel de lucidez considerable. Explorar frontalmente el tema de la propia muerte o el fallecimiento de alguien muy amado es admirable, dede luego. Y es precisamente esto lo que me ha traído en mente algo en lo que he pensado muchas veces y en lo que en mi imaginario yo llamo “ lectura póstuma”.

    Me explico. Hay algo, sacerdotisa, que llevo un tiempo pensando en comentarte pero no he tenido momento o no me ha parecido pertinente, y hoy, cuando he visto estas entradas con el tarot egipcio me ha vuelto en mente. Verás, como te decía antes el tarot egipcio siempre me intimida porque creo que habla del más allá. Y a este respecto querría preguntarte: ¿ Crees que existe una tirada o tarot adecuados para establecer comunicación con alguien fallecido? ¿Sería lícito hacerlo? Es decir ¿ hay un código deontológico del tarot en el que se recojan límites o criterios al respecto? Normalmente los eventos descritos en una tirada convencional se prueban con el tiempo. Suceden o no suceden, y ésa sería el ancla principal en el que el cartomante se afianza en su estudio y precisión. Por el contrario al preguntar sobre el estado de una persona fallecida o al comunicar “ idealmente” con un difunto uno no tendría pruebas irrefutables de la veracidad del mensaje contenido en la tirada, a no ser que en esa comunicación se den directrices concretas que actúan en la vida del consultante. ¿Hay alguna evidencia o autor que haya usado el tarot para “conversar” con un ser querido o persona difunta? Un abrazo. O. C.

  6. M.A. dice:

    Estupendo Sacerdotisa. Si quieres a mi no me importa. Si me salen cartas fatídicas para una determinada época pues que así sea. Tengo asumido que la muerte física ha de llegar y si he de decir la verdad, creo que cuando llegue el momento sentiré dejar a mis seres queridos, pero dejar este absurdo mundo en el que vivimos (lo defino así para ser benévola) creo que me costará más bien poco. Gracias y adelante.

  7. M.A. dice:

    ¡Hola Oesce! Me gusta la pregunta que has hecho, es estimulante y atrevida.

    En relación al vídeo de Margarita Arnal, es el mismo que vi hace como un año o año y medio, no lo recuerdo bien, pero si recuerdo que la intervención de Margarita me decepcionó. Quizás porque la vi como una mera transmisora de una herencia, que no digo que este mal, sino que entiendo al cartomante como alguien que al aceptar el mazo, su historia y su alma pone de la suya propia hasta hacerlo suyo y ella no nos hizo participe de ello, o yo no lo supe ver, que también puede ser. Gracias por recordármelo. Besitos.

  8. M.A. dice:

    ¡¡Ah! perdona Sacerdotisa, quieres echarme la de la Evolución. Si claro, genial. Como estábamos hablado de la otra, se me ha ido un poco “ el bolo“. Iba a hacerlo yo, pero hoy no he podido porque he estado todo el día de viaje, así que, veamos el resultado. Saludos.

  9. sacerdotisa dice:

    O. C, a petición de clientes he mirado las cartas para una persona fallecida. Querían saber cómo se encontraban y si su transición había sido tranquila. Hacía celtas y les contaba lo que veía y eran bastante veraces, las sensaciones, si se habían ido tranquilos y bien acompañados… Creo que el código está en el respeto que cada uno sienta especialmente si es “su muerto“. Ahora bien, no tengo claro que exista http://tarotpaloma.com/comunicarme-con-un-familiar-muerto-a-traves-del-tarot/“>ninguna lectura concreta al respecto. Es más tu intuición y manejo del tarot.

  10. sacerdotisa dice:

    M. A, la de la vida sinceramente no me atrevo, de verdad. Besos.

  11. sacerdotisa dice:

    Encontré una, O. C! La subo.

  12. Oeste Celeste dice:

    Hola M. A, es cierto que cuando encontré el vídeo esperaba hallar en él una explicación del tarot egipcio y en cambio Arnal se centra más en la historia y mutación de la baraja, y en cómo el pueblo gitano fue “perdiendo cartas” hasta reducir el significado de los arcanos al tarot de marsella o la baraja española. Entiendo que pueda decepcionar, pero para primerizos de este mazo como yo pude ser util como introducción.

    Insisto en que tu forma de asumir la muerte física es ejemplar. Yo tengo pánico a la muerte, quizás porque la he sentido a mi alrededor desde que era niña, desde siempre he tenido la sensación de estar entre dos mundos, con un pie ya en el otro barrio. Probablemente por este motivo mi vida es intensa, vivo a troche y moche, de un lado a otro, explorando y experimentando como si me fuese a apagar mañana. A veces creo que esta naturaleza aventurera mía es un delirante mecanismo de defensa. Tengo la sensación de que si me paro un momento la muerte vendrá, y todo para mí habrá terminado. Así que admiro a las personas que como tú viven sin miedo, a la velocidad que les dicta su gana, casi meciéndose en el deleite de los días con la serenidad de quien tiene la sana certeza de que hay un fin, sin más. Esa actitud – al menos para mí – implica ya una gran evolución.

  13. Oeste Celeste dice:

    Sacerdotisa gracias por contarme tu experiencia y tomarte el tiempo de buscar ese tipo de tiradas. Comprendo que la experiencia y la intuición juegan un papel fundamental. ¡Ahora echo un ojo a tu entrada!

  14. M.A. dice:

    Bueno OesCe. Cuando era más joven veía las cosas de otra manera, es verdad. Y en principio a la muerte no le tengo tanto miedo, tengo más miedo al dolor físico o psíquico, por ejemplo al dolor que uno debe sentir cuando tiene un hijo enfermo y poco o nada puede hacer, sino esperar que la medicina le salve, ese tipo de dolores me asustan.

    Con respecto a lo que me cuentas de tu manera de vivir, he de decirte que me recuerdas a una chica griega que conocí hace ya unos años en unas actividades que organizábamos por aquel entonces. Ella decía padecer una gran ansiedad por querer estar en muchos sitios a la vez y saber que el hecho de elegir una actividad y de estar en un sitio le privaba de estar en otro. Ella me preguntaba sobre lo que yo hacía para sentirme tranquila, decía admirar a las mujeres “mayores” (ella tenía 25 y yo 40) por su serenidad. Yo le decía que se trataba de madurez y de asumir que las experiencias no las eliges tu, sino que ellas te eligen porque necesitas vivirlas y que quizás esos lugares en los que ella también deseaba estar no eran ni apropiados, ni necesarios para ella. Quizás a tí te pase lo mismo. Quizás viajes mucho porque lo necesites, pero llegará el momento en que sentirás que lo que tienes y donde estás te basta para tu felicidad. O eso espero. Un besito.

  15. Oeste Celeste dice:

    Gracias M. A. La perspectiva de las experiencias que nos eligen me resulta refrescante. Hasta hoy siempre he pensado que era yo quien tomaba las decisiones, sacrificaba, escogía, transformaba… Sí que a veces he sentido que ciertas situaciones me las planteaba el destino, dilemas que van surgiendo sin previo aviso, pero fundamentalmente aunque he aprendido a gozar con plenitud los instantes y las personas no puedo decir lo mismo de los lugares. Sufro un deseo incurable de vivir culturas, parajes y mundos distintos, sobre todo cuando miro al cielo o estudio las estrellas siento una indomable nostalgia… Quizás debí ser astronauta! Voy a poner a prueba ese prisma que propones, parece sabio, solo la consideración de ponerlo en práctica me produce cierta serenidad así que algo bueno debe haber en ello. Un abrazo fuerte. O. C.