vie30dic

Lámina XVIII, La Luna

Escrito en Arcanos Mayores, Descripcion Cartas, La Luna, Lectura de Tarot, Teoria del Tarot

La representación de este arcano ha sufrido muchas variaciones, desde una figura femenina en el Visconti hasta dos astrólogos calculando su posición en el de Carlos VI. En los Tarots anteriores al de Marsella, la luna aparece en cuarto menguante mientras que a partir del Marsella aparecerá en cuarto creciente.

La simple observación de la lámina nos revela con total claridad su simbolismo esotérico y nos hace recordar unos pasajes de Plutarco de su obra De facie in orbe lunae: “La Luna es la morada de los hombres después de la muerte, donde llevan una vida que no es divina ni bienaventurada, pero exenta de preocupaciones hasta su segunda muerte, ya que el hombre debe morir dos veces.”

En la lámina, se muestra la analogía de la Luna con Jano bifronte, las puertas del Cielo y del Infierno, con Selene y Hécate. Las dos torres conforman una puerta, el paso entre ambas puede conducir a cualquiera de los dos mundos.

Cuando se refiere a personas, las describe emotivas, soñadoras y pasivas, más bien superficiales, excesivamente dependientes o preocupadas por cuestiones hogareñas o familiares. También indica la posibilidad de molestias psíquicas o físicas. Sentimiento maternal, nostalgia del hogar y del pasado, inquietud, un viaje soñado, una ciudad con agua, el amigo que nos traiciona, equívocos, tendencia a llevarse por los instintos primarios.

En la salud es un arcano de la fecundidad y gestación, por los líquidos que representa y corresponder astrológicamente al signo de cáncer, signo de agua. Indica asimismo mala circulación, problemas con el sistema linfático.

Sentimentalmente describe el estado de hipersensibilidad, la lágrima fácil, la pequeña depresión, sentimientos cambiantes como cambia la cara de la luna. Puede indicar infidelidad, carácter que tiende a ocultar la verdadera razón o naturaleza de las cosas.

En la Familia describe el sentimiento y el amor al hogar y a los niños.

Se tienen muchas amistades pero pecan de superficiales, pudiendo tener más o menos duración.

Representa trabajos donde son necesarios imaginación y contacto con el público. Respecto al dinero, este no abunda pero tampoco falta, se tiende al ahorro casero.

No hay que olvidar que representa la duda y la desconfianza. Refleja incertidumbre sobre el futuro, el miedo que nos ataca, el doble sentido de las cosas. Es tarea del tarotista ver qué tipo de duda encierra o indica simplemente un embarazo. La Luna refleja la propia Luna astrológicamente, la recepción, la pasividad, influencia sobre las emociones, lo femenino, lo delicado. Lo oculto se descubre, los enemigos se revelan. Se considera carta neutra, es decir, no maléfica ni positiva por sí misma.

Escribe un comentario:

0



2 comentarios para “Lámina XVIII, La Luna”

  1. Etoile dice:

    Fantástico post sacerdotisa, me ha resuelto muchas de mis dudas respecto a esta carta, sobre todo me ha llamado la atención que es una carta con bastantes significados posibles y que hay que interpretarla siempre intentando darle claridad a lo profundo que nos quiere mostrar sabiendo que es una carta neutra como explicas… Muchisimas Gracias es de gran ayuda todo lo que aprendemos aquí!

  2. nema dice:

    : D Saludito a tod@s, sacerdotisa ya copie todo, gracias por la explication tan completa de LA LUNA, a mi a veces me crea tambien un poco de confusion. Abracito: D.