mar22ago

Expectativas erróneas en una consulta de Tarot

Escrito en Lectura de Tarot, Lectura de Tarot gratuita, Lecturas de cartas

Resultado de imagen de sesión de tarotImagen: http://www.uolala.com/sesion/sesion-de-tarot-marsella-a-20-82408

Como sabéis muchos de vosotr@s, me gusta refrescar de vez en cuando mi postura en esta actividad, profesión o labor que desempeño públicamente en este blog desde 2011.

Por mi experiencia puedo afirmar que los conflictos emocionales condicionan cualquier otro campo de distinta manera según la personalidad del sujeto. A veces, esos conflictos hacen que el consultante posea una brillante carrera profesional o incluso una relación armónica sin que sea feliz o se sienta a gusto. Una clara manifestación en que el conflicto no solo condiciona sino bloquea es la elección del mismo modelo (erróneo) de persona que deriva en la misma relación (insatisfactoria) afectiva. Alejarse de una encrucijada, poniendo distancia física y mental no siempre es la solución y ante este cruce de caminos hemos tardado años en llegar. Sin embargo, un día pensamos en que quizás acudir a una consulta de Tarot pueda solucionarnos todo el conjunto de sentimientos, contradicciones y en ocasiones frustraciones acumuladas en mucho tiempo. No solo eso, acudimos a una página web, solicitamos una consulta gratuita donde ponemos otro nombre, otra ciudad, o enmascaramos datos por aquello de que queremos salvaguardar nuestra intimidad. Así, en una sola consulta, de una vez.

Qué postura puedo tomar ante peticiones como esta:

Hola. Sinceramente lo que pido es una orientación, ya que mi vida amorosa actualmente es muy caótica. ¿Qué pasos debería dar para poder salir de este momento de crisis de la mejor manera posible para todos? Muchas gracias, aguardo su respuesta.
¡Saludos!

Y la consabida coletilla: “Aguardo su respuesta rápido”.

Seguramente decepcione a un gran conjunto de personas cuando les diga que una consulta de Tarot no va a ayudarles EN ABSOLUTO. ¿Por qué? Muy sencillo:

La personalidad se desarrolla desde que nacemos hasta que morimos. Pasamos por grados de aprendizaje, grados de madurez que tiene un sentido estándar para todos. Cualquier suceso traumático, cualquier bloqueo emocional incide en este aprendizaje y evolución. Todos tenemos frustraciones, decepciones, bloqueos y conflictos, propios o ajenos, porque somos seres sociales y no podemos elegir libremente en casi ningún momento de nuestras vidas, ya que actuamos en confluencia con otros. Cuando tenemos un bloqueo a veces somos conscientes y a veces no. Ahí el Tarot es INMENSAMENTE VALIOSO. Pero no sirve para no aprender, para eludir el dolor, para evitar que un zapato se rompa. NO ES LABOR DEL TAROT AVISARTE DE ATAJOS. Sí, alertarte sobre las posibles derivaciones de tu carácter en las elecciones sobre las que tengas dudas.

Me da verdadera pena comprobar cómo muchas personas, buenas personas, no escuchan las advertencias y prefieren exclamar: “Es que no puedo evitarlo”. Pues bien, en Tarot eso se llama “falta de dominación del ego”, un proceso que comienza en el arcano Justicia y termina con la cúspide de la evolución personal, Juicio/Mundo.

¿En qué momento estás? ¿Cómo estás condicionando tu devenir? ¿Te falta paciencia o te sobra auto compasión?

Si buscáis un Tarotista que os regale el oído y os hable de un Príncipe azul, o princesa, alma gemela, el secreto del éxito empresarial… Os equivocáis de sitio.

Escribe un comentario:

0



5 comentarios para “Expectativas erróneas en una consulta de Tarot”

  1. Elena dice:

    Cuánta razón tienes, Sacerdotisa… Muchas veces buscamos refugio en el tarot como esperando que nos de la receta mágica de la felicidad o de cómo conseguir ésto o aquello, pero no somos conscientes de que en muchas ocasiones somos nosotros mismos los que obstaculizamos las cosas con nuestra actitud, el tarot te está aconsejando una determinada conducta y tú te resistes a ello, de ahí lo que comentas de “es que no lo puedo evitar“. Y claro que se puede evitar, pero eso sólo depende de nosotros, es un aprendizaje y en función de nuestros actos se darán unos acontecimientos u otros. Yo lo he vivido en mis propias carnes, estar equivocada con mi actitud y no hacer lo que el tarot me aconsejaba y, evidentemente, las cosas luego no salían como yo quería. Me salía ese “no lo puedo evitar“, pero he aprendido que sí se puede y sobre todo muy importante dejar que las cosas fluyan y que sólo nosotros somos los responsables de nuestra vida.
    Un fuerte abrazo!

  2. sacerdotisa dice:

    Gracias, Elena por tu aportación. Por mucho que no queramos, el dolor da contexto, nos ayuda a mejorar más que la felicidad, y nos sirve para vivir plenamente. Besos!

  3. Miguel dice:

    Creo que el tarot es un medio por el cual encontramos una respuesta a una interrogante, pero no sirve de nada si no hacemos nada para trabajar en nuestra vida personal. El tarot no resuelve absolutamente nada. Nos ayuda a poder evitar los obstáculos que pueden llegar a nuestra vida, pero no los soluciona, eso es un deber personal. Todo lo que nos advierten las artes adivinatorias se puede modificar, después de todo somos dueños de la vida que tenemos y las decisiones que tomamos y que toman otras personas están en constante movimiento. Creo que cuando estamos desesperados buscamos respuestas y no le damos el preciso tiempo a las cosas que salgan como deben. De antemano me disculpo Sacerdotisa, por no saludarla antes. Se me hace muy interesante este blog porque me ha ayudado a descubrir nuevas tiradas y practicarlas. Muchas gracias por la información.

  4. sacerdotisa dice:

    Gracias, Miguel por tu aportación y bienvenido! Sólo tengo algo que puntualizar: no todo se puede modificar, salvo nuestra actitud ante, se me ocurre, un suceso negativo. Sí nos podemos “modificar“, como siempre digo, el objetivo sería lograr una mejor versión de nosotros mismos. Gracias.

  5. angelacan dice:

    Buenas, que sabías palabras! La mayor parte de las ocasiones el conflicto está en nuestro interior, en nuestra mente y en la mala gestión de nuestras emociones. Yo creo que todos podemos caer en ello cuando entramos en la maraña de nuestros “problemas“. Gracias por volver a reflexionar sobre ello. Un abrazo.