sáb07may

El Diablo en el Tarot como mensajero del ego

Escrito en Arcanos Mayores, Debate sobre arcanos, El Diablo, Lectura de Tarot

Los debates sobre arcanos son interminables ya que a través de la práctica te encuentras ante situaciones o combinaciones a las que sientes no llegas aún, no se te habían planteado –sé que me están queriendo decir algo concreto pero no logro ver qué es-. Por ello el diálogo entre profesional y consultante es fundamental, para encauzar un sentido de la lectura más allá de una interpretación correcta. Teniendo en cuenta que el Arcano mayor es responsable de mostrar el por qué y puede representar a situaciones, causas y arquetipos,  el Diablo no siempre nos habla de una relación sexual, me refiero en una consulta amorosa, ¿o sí?

El diablo del Tarot representa lo confuso, nocturno y oscurecido de la psique. Es por ello un animal bestial, feo y caótico. Representación del Diablo en el Tarot de Marsella de Jacques Viéville -1650.

 

Recapitulemos:

El Diablo, pasión y creatividad, es receptor de un poder que en manos de quienes no están preparados puede traer aniquilación.

¿Por qué el Diablo aparece tan tarde? ¿Qué puede significar esta caída tras el equilibrio que trae la Templanza?

En su intuición y visión del Tarot, Waite hace un lado perverso o  reverso de los Enamorados, de modo que trata los dos 6 como caras de la misma moneda.

De la misma manera que Dante atraviesa en primer lugar el Infierno para después pasar por el Purgatorio en su viaje al Paraíso, el Diablo es pintado como el verdadero héroe del Paraíso perdido.

El poder de la materia y su preocupación por sus manifestaciones (dinero, éxito, gloria, sexo) nos hace perder cierta espiritualidad en el camino hacia la perfección. No son las cadenas lo que atan a los personajes, sino que se basa en la ilusión de que no existe nada más. El Diablo viene a decirnos que todo no se consigue con una voluntad dispersa, la esclavitud de los deseos, el uso de una fuerza vital inmensa en manos no preparadas.

Magnetismo personal, enfermedades que vienen de los excesos, gran actividad mental, sentimientos dispersos, contrario a la familia, sin verdaderas amistades, éxito laboral. Carta activa.

Waite no es un “iluminado” en esta secuencia, ya Jodorowsky establece esta pareja, de modo que si el ángel de luz destaca frente al sol en el Enamorado,  un ángel de oscuridad levanta una antorcha. Si el primero evoca unión, evoca el placer de hacer lo que a uno le gusta y la atadura emocional libremente consentida, el Diablo representa la fuerza sexual venida de las oscuras profundidades del ser. Si el Enamorado es social, el Diablo es individual. Se complementan entre libertad y obligación, una vida pasional amorosa, la unión de lo divino y lo diabólico.  O es la cara reversa del Papa (5+5+5), la tentación en todas sus formas (Jodorowsky/Costa, La vía del Tarot). El Papa debe formarnos para poder superar al Diablo, este aceptar a aquel.

Como arquetipo, podemos verlos en su forma pura, como verdad psicológica, además de que al diferenciarlos nos ayuda a resolver aspectos diferentes en busca de la unidad.
Todos nosotros tenemos algo que no queremos enseñar a nadie porque nos parece vergonzoso o peligroso. Incluso a veces hay cosas que nos han parecido tan negativas que hemos decidido ocultarlas de nosotros mismos, reprimiendo así un cúmulo de situaciones negativas que se instalan en nuestro subconsciente.

Así pues el diablo es el arquetipo de nuestro ego o yo mental que suele actuar negativamente en ciertos sucesos: represión, ira desenfrenada, perversión, masoquismo, pudor… tiene su raíz en el subconsciente y deberían ser sacadas a la luz a través de la auto aceptación y el auto perdón. Quizás cuando el diablo aparece junto con una persona no debamos alarmarnos sino por nosotros mismos, por la tentación que nos empuja.

imagen: es.clipartlogo.com

¿Lo evito?

Pues no siempre es la respuesta, porque representa las tentaciones que debemos vivir para llegar al entendimiento y debemos vencer en su terreno, formando parte del tercer grado o gran viaje, cuyo objetivo es la iluminación, del Diablo al Mundo. Reconocerlo es reconocer los aspectos internos más oscuros, identificar las proyecciones para alcanzar el auto conocimiento y la liberación de las adicciones. Quienes sucumben ante sus propias debilidades padecen diversas formas de dependencia y esclavitud: Sufren ataduras materiales, atrapados por el deseo, la ambición y sentimientos oscuros. Reconociendo que El Diablo no está afuera, sino que es la oscuridad interior, la sombra de nuestra personalidad, podemos admitirla y decidir qué hacer para superarla. Ahora bien, no debemos olvidar para las personas que viven ua relación extraconyugal o una situación que nunca avanzó desde ese Diablo inicial que Con el Diablo no hay paz. No hay hogar, por lo que, emocionalmente, implica una poderosa relación, que nos da placer y dolor, como cualquier adicción, nos encadena, nos da bajeza en la búsqueda de la gloria. Pluralidad de sentimientos, se busca en todas las direcciones y se abusa sin empatía, pasión autodestructiva. De ahí que sea contrario a la entidad de la familia, antes bien, es destructor de su núcleo.

 

https://thefaustorocksyeah.wordpress.com/category/carl-jung-los-arquetipos-y-el-tarot-en-el-psicoanalisis/http://cursodetarotgratis.blogspot.com.es/2008/08/xv-el-diablo-destino-bueno-o-malo.html; https://www.amazon.es/v%C3%ADa-del-tarot-BEST-SELLER/dp/8497939557?ie=UTF8&redirect=true&tag=tarotygratisc-21; Otros post sobre el diablo en tarotygratis:

Debate sobre Arcanos Mayores: El Diablo

Los caminos de realización. Los tres grados de la experiencia. Tratamiento del Papa, Ermitaño, Diablo/Enamorado

 

Escribe un comentario:

0



7 comentarios para “El Diablo en el Tarot como mensajero del ego”

  1. M.A. dice:

    ¡Oh vaya sacerdotisa, gracias. Siempre me gusta profundizar en los arcanos y este en especial lo he tenido como lucha personal y creo que lo sigo teniendo. Pero cuánta razón tienes cuando dices que el diablo es nuestra oscuridad interior, la sombra de nuestra personalidad. ¡Dios que bien expresado está! El problema radica en cuando uno cree que ha superado al diablo, pero lo que ha superado es al otro, no a si mismo. Es como una batalla ganada o perdida, pero sigues dentro de la guerra y esta no acabará hasta que no hayas pasado por las suficientes batallas como para darte cuenta de que el enemigo eres tu mismo. Si, el diablo trae esas contradicciones, ese placer y ese dolor. Estoy de acuerdo Sacerdotisa, hay que pasarlo y nunca dejar de aprender hasta el autodominio.

    Un besito. Feliz domingo y gracias de nuevo. Me gusta esa forma de enlazar con entradas anteriores.

  2. Abril27 dice:

    Hola sacerdotisa. Para mi el Diablo, junto con el Colgado, son de las cartas mas profundas del tarot. Siendo una carta esencialmente “negativa” o con energía creadora/destructiva que en la mayoría de los casos el ser humano no sabe conducir, es una carta que me fascina, porque nos saca afuera todo aquello que opera oculto en nuestro subconsciente y lo hace con tanta fuerza, con tanta pasión. El diablo se disfraza, confunde, y quizás por eso aparece tan tarde… Distinguir nuestros fantasmas más profundos y hacerlo en el acto mismo, cuando el fuego arde y no después, es para viajeros avanzados. Creo que en ningún otro arcano hay un enfrentamiento tan grande con uno mismo como en éste, y siempre he pensado que no podría confiar plenamente en alguien que no ha pasado duro y fuerte por su Diablo alguna vez, si es que acaso existen tales personas. Creo que sí. Saludos!

  3. Abril27 dice:

    El problema radica en cuando uno cree que ha superado al diablo, pero lo que ha superado es al otro, no a si mismo“. Qué bonito MA, mucha verdad. Y es ahí cuando el diablo vuelve a aparecer otra vez más adelante con otro nombre, otro escenario, otro libreto, misma trama.

  4. sacerdotisa dice:

    M. A, lo sé y lo sé.
    Tu batalla con el Diablo es y ha sido como debe ser, dura, dolorosa y también enriquecedora. La lucha personal con las “bajas pasiones” que engloba más que el sexo es la lucha perpetua que todo ser humano debe llevar pero del que muy pocos son conscientes y se dejan arrastrar para pedir perdón tras el daño producido sin que nada cambie salvo el miedo del propio diablo a quedar desamparado. Ese diablo, el del miedo al hacer, al poder, al saber, es mucho más peligroso que el sexual, creo. Besos.

  5. Lau L dice:

    Sacerdotisa, este arcano se trató otras veces pero nunca se finaliza de profundizar, por eso me gusta consultar tanto tu blog. Yo que soy muy novata me limito a leer y formarme mucho, veo que algunos tarotistas lo tratan muy superficialmente y no profundizan en su carga negativa que es muy alta ya que ata mucho a los bajos instintos y lo material, y creo que estando en esta dimensión de vida debemos vivir lo material pero no aferrarnos a ello y este arcano nos aleja mucho de lo espiritual.
    No es mala en sí si forma parte de un proceso más amplio, como un paso previo que hay que experimentar para pasar a otro nivel, pero mucha gente está atado a él ya sea amorosamente, profesional o interiormente y no son capaces de evolucionar y salir de su yugo, ¿verdad? pero ese paso no es fácil porque somos débiles.
    Creo que los enamorados, su otra cara, es más benévola, la pasión del enamorado no es tan egoísta, hay algo más de corazón, de sentimiento, aunque hace dudar porque no es amor, daña de una forma más dulce porque es su cara amable, pero también debe superarse si se busca la paz, solo que se ve más accesible o clara la elección. Es como que representan al mismo ángel, pero en sus dos vertientes, el elevado y el caído. Analizándolas y haciendo síntesis con lo que aprendido, siento que en el enamorado, pudiendo elegir entre dos mujeres, dos amores, dos situaciones, una elección nos lleva al diablo, a su otra cara, nos ata más, y el otro nos lleva al juicio, nos libera y ofrece lo que me merecemos, lo que es justo. Besos.

  6. sacerdotisa dice:

    Lau, L, aportar solo un pequeño matiz, el diablo se encuentra en el último escalón de la evolución, mientras que el enamorado en el primero, por lo que el diablo puede estar más sometido a lo material ya que ha luchado parte de su vida por tenerlo y desde esa comodidad para romperla vendria la torre, las estructuras que nos dan seguridad desaparecen. El camino evolutivo es muy díficl de entender porque siempre lo miramos con nuestras ataduras y mucha gente no quiere evolucionar porque eso significa liberarse de ataduras de muchos tipos. A veces el diablo es consciente, es decir, ese yugo es totalmente aceptado. El enamorado tiene un riesgo; quien vive haciendo lo que le gusta, por el placer, los sentidos corre el riesgo de sentir mucho pero no de sentir para siempre. Besos.

  7. Lau L dice:

    Gracias por el matiz, no lo había pensado! Aun los grados de evolución de cada arcano se me olvida de tenerlo en cuenta muchas veces y son muy importantes. Un beso.