mié27ago

Debate sobre arcanos: 9 de espadas

Escrito en Arcanos Menores, Espadas, Lectura de Tarot, Lectura de Tarot gratuita, Lecturas de cartas, Nueves, Significado Cartas, Teoria del Tarot

Hoy me parece interesante traer al centro la conversación que se ha iniciado sobre este arcano a propuesta de Peregrina, una amiga que intenta siempre aprender más del Tarot. Su duda es la siguiente:

Quería preguntarte una duda genérica, en el plano afectivo, sobre el nueve de espadas. Veo en muchas de tus interpretaciones, aquí y en la página principal, que para ti esencialmente es, afectivamente, NEGACIÓN. Citas a otros autores: “pérdida de amor por aburrimiento“, “no hay conclusión afectiva feliz“, “algo que se desmorona o termina“.
Mi duda es si desde tu punto de vista no puede interpretarse acudiendo a su sentido más “tradicional“, o al menos el que yo conocía, es decir, “preocupación“. Desde depresión hasta dudas, incluso vergüenza, pasando por celos o por esas ideas obsesivas que no nos dejan “conciliar el sueño“. Pensamientos negativos, pero con un matiz amoroso. Por ejemplo, Rachel Pollack lo interpreta como “sufrimiento por el ser amado“.
Entonces, si pregunto “¿fulanita piensa (afectivamente) en menganito? ” Y sale un nueve de espadas en el centro de la tirada, yo tiendo a pensar que se refiere a que SÍ piensa en menganito, aunque sea con preocupación u obsesión, tal vez con celos o con pesimismo, esto ya depende del resto de cartas, pero hay un “sufrimiento” mayor o menor provocado por los sentimientos. Hay ideas a las que se da vueltas en la cabeza… Pero, sin embargo, ¿entiendo que tú tiendes a interpretarlo, en un momento dado, como una negación a la pregunta? Esto es: que fulanita NO piensa en el otro, que no hay ya, o nunca los hubo, sentimientos por el otro, o que estos ya pasaron, que por momentos el otro es incluso, o puede llegar a ser, causa de indiferencia o aburrimiento? Es muy elemental la pregunta y entiendo que debe enmarcarse en una tirada concreta. Y que ambas interpretaciones no son excluyentes porque si hubo un sentimiento, el desamor y el aburrimiento en sí mismo puede causarnos desdicha, si existe una relación. Pero, ¿y si no hay una relación? Además, la interpretación de “se ha dejado de amar por aburrimiento” me choca frontalmente con la idea de inquietud y tormento que me inspira la carta… Creo que se me escapan muchas sutilezas.
Por poner un ejemplo concreto de una tirada real: pregunto, ¿piensa un hombre A en una mujer B?
8 oros/Reina oros./9 Espadas./4 De bastos./Caballo de copas.
Corte: caballo de espadas + cinco de oros.
Conclusión o comentario: estrella + diez de copas.?

En definitiva: ¿qué comentario harías a la tirada que te expongo? Yo diría que hay un recuerdo que puede ser obsesivo incluso (ahí está el matiz que le doy al nueve de espadas), pero que también se ve a la otra persona como un posible error y un impulso que no lleva a ninguna parte. Pero intuyo que tú dirías que NO hay un recuerdo concreto ni un pensamiento afectivo hacia la consultante, o sea, no hay sentimientos hacia B, y que A está a sus cosas, sin acordarse para nada de B en general, en otra relación con la estrella y el diez de copas, y que pasa de A… En lo que quizás concuerdes conmigo es en lo del error.

Otra duda es si hay un matiz de resquemor o rencor en el caballo de espadas.
Qué desastre de consulta. Lo siento, sacerdotisa! Ya ves, además, cuál es mi nivel de confusión tarotístico. Muchísimas gracias por todo, como siempre!

Nueve de espadasNueve de espadasNueve de espadasNueve de espadasNueve de espadas

Basta con mirar los dibujos para entender la fatalidad de la carta, donde las espadas vienen de fuera y sobrevuelan al consultante, lo que quiere decir que esa fatalidad no proviene de una crisis exterior, como se matizaría en el 8, crisis muy fructífera si se sabe enfocar, sino desde fuera, exógena, así se refieren los dibujos a los procesos judiciales, la ley, que te pone en la picota, muerte del honor, reputación, de la actividad. No es estrictamente depresión, que también, que sería representado por un 8, o celos, la sota, desconfianza, alejamiento voluntario, el 6 (también accidentes y hospitalizaciones), traición o enfermedad repentina que será crónica, 5 de espadas, rencor, herida que permanece abierta, 3 de espadas, o conflicto soterrado, guerra latente, dos.

Nunca debe perderse de vista el sentido de crisis que hay en los 9. Espiritualmente, el 9 de espadas es la sensación de que algo termina desmoronándose, de hecho se produce un cambio entre el individuo y la sociedad, persiste la idea de que el último tranvía se ha perdido, que uno no puede adaptarse a las cosas, por lo tanto, remite a estados de tristeza, soledad y añoranza. Sin embargo, el mensaje de la carta es precisamente contrario al aislamiento: “Aprende a escuchar a los demás, tus ideas son parte del mundo pero no su totalidad”. Materialmente trae una pérdida, ser víctima de crueldad  o venganza de otro, incluso ser dependiente de alguien que echa en cara cada migaja que entrega. Así que no debe emprenderse ni el camino físico del 6 ni la reflexión desde dentro del 8.  Pero es típico de este arcano la soltería. Si te preguntan por un destino amoroso, esta carta representa que no habrá un amor duradero a no ser que se supere o, en palabras de Laura T. :” no podrá esperar una conclusión feliz de sus sueños afectivos“. Recordad el matiz de sabiduría de los 9. Sólo apelando al ideal moral y a la fortaleza podrá salirse casi indemne de esta crisis. Como una torre que se desmorona y frenta a la que hay que cambiar la perspectiva, todos pasamos por este tipo de crisis, el reto consiste en saber que la vida, muchas veces es común, que no hay nada personal ni siquiera en el odio, compartimos sentimientos como se comparten los gestos, nunca son totalmente individuales.

Abrimos debate.

 

Escribe un comentario:

0



12 comentarios para “Debate sobre arcanos: 9 de espadas”

  1. M.A. dice:

    ¡Buenos días Sacerdotisa! y gracias por esta entrada. Por comenzar por alguna parte voy a hacerlo por la frase de R, Pollack que parece trastornar a la consultante; ella dice: “Sufrimiento por el ser amado” y yo pregunto a Peregrina ¿Cómo has interpretado ese POR? Sabrás que esta preposición tiene varias acepciones: entre otras puede implicar tanto causa (mi sufrimiento proviene del ser amado y de la relación que mantengo con él, como medio (en mi relación con el ser amado he llegado a este sufrimiento, sin ser origen, ni destino); pero creo, si no me equivoco, que tu la interpretas como finalidad, el ser amado como objeto de mi preocupación. Y para mi esa preocupación podría mostrarse con el 9 de espadas si y solo si contuviese alguna de las situaciones que ha expuesto Sacerdotisa relativas a crisis, propia de un 9 marcando un fin de ciclo; pero para expresar que el objeto de tu preocupación y sufrimiento es el ser amado, habría que analizar el origen de esa preocupación si queremos saber qué carta sería la que mejor podría representarlo que para mi no es el 9. No sé si mi análisis es acertado. Un saludo.

  2. Oeste Celeste dice:

    Hola a todos, bueno, me animo a comentar, esta entrada es muy interesante y este arcano tiene mucha miga, a mi entender.
    Este aspecto que mencionas sacerdotisa de la crisis interior, y no exterior, yo la veo claramente en la primera imagen de Rider-Waite. La persona se despierta asustada y se tapa la cara (miedo-verguenza), se sostiene la cabeza como si no pudiese gestionar lo que ve o siente dentro de sí, es como si la oscuridad interior fuese aún más densa que la noche, que es la premisa exterior. Las espadas horizontales, por su disposición, me recuerdan a una persiana. Se proyecta una ventana innatural, como la promesa de un paisaje que en realidad no existe. Además el fondo es negro así que nunca entrará la luz, ese “amanecer” por el que quizás pregunta el consultante. En este sentido yo siempre la asocio a un fracaso que probablemente ya intuimos. Dentro de nosotros ya sabemos que esa relación, diagnóstico, trabajo, esa espera de algo pues no, no va a ser bueno, lo que probablemente se confirma un paso después, con el 10 de espadas.

    De esta carta me llama la atención que es la única -creo- que ilustra un recinto tan personal como una habitación. Entra directamente en la intimidad espacial de una persona y la muestra angustiada, como uno solo se permite demostrase cuando está solo. Aquí si que para mí toma fuerza el matiz de Peregrina: la obsesión. Comparto su duda respecto a la tirada que propone, si se pregunta ¿piensa A en B? y sale un 9 de espadas, la lógica interpretación es si, y mucho, obsesivamente, aunque sabe que no será posible esa relación. O no, en absoluto.

    Por último quería preguntarte sacerdotisa, conectando con este aspecto de reclusión, ¿podría asociarse esta carta a un proceso judicial que definitivamente termina en cárcel? Y más espiritualmente ¿ a un sacerdote, monje o persona aislada del mundo por voluntad propia? ¿ sería correcto verla como la versión menor del ermitaño? Como para explorar esa sabiduría del 9 que sería la perfección del 3 pero en superlativo? y pensando en esto me pregunto espontaneamente ¿Dolerá tanto ser sabio? Gracias por tus aclaraciones y por arrojar algo de luz sobre este arcano. Un abrazo, O. C.

  3. Goldie dice:

    Un saludo a todos. Para mí esta carta es meramente temporal y para nada definitiva ni trágica. En esencia las espadas son pensamiento y aquí representan una enorme presión mental, ni siquiera sentimental; es la angustia de tener repentinas y variadas posibilidades que generan stress a la persona quien las “padece“. Estas espadas no atacan directamente a la persona ni la agreden/atraviesan como suele representarse al 3 de espadas o 10 de espadas. Representan la confusión del no saber qué acción tomar y no necesariamente significa un sentimiento malo o triste, es el sacudón que representa en el aquí y el ahora lo que atormenta a dicha persona. En el caso propuesto anteriormente, de que si “Fulanita” piensa en “Menganito“, evidentemente si, lo hace y mucho. Bien puede ser porque resulta que Fulanita estaba bien en su vida o al menos tranquila y de pronto, regresa ese Menganito del pasado pisado… Qué hace entonces Fulanita: lo ignora, lo deja entrar en su vida nuevamente, cambiarán para bien las cosas, funcionará, se irá otra vez? etc etc Evidentemente Fulanita no sabe qué hacer con Menganito y de ahí su tormento. Como dije, para mi no es definitiva, por lo que para mí sugeriría que no se ofusque y no tome ninguna decisión apresurada, debe pensar y mucho (9 espadas, 9 razones) y será una decisión muy personal. Nadie puede vivir la vida de otro, así que consejos externos no entienden esta crisis muy personal, muy única. El miedo a equivocarse es lo que dificulta la decisión a tomarse, la cual resulta todo un reto. Las cartas contiguas denotarán las actitudes a tomarse para ayudar a solventar este atascamiento mental. A diferencia del 8 de espadas que son más bien prejuicios o ideas infundadas pero carentes de fondo, el 9 de espadas son razones de peso y fondo suficientes para desestabilizar a la persona en cuestión. La carta exige muchísimo razonamiento sobre el asunto en cuestión, con el agravante de que debe tomar una decisión tan pronto como sea posible y simplemente es muy complicada esta respuesta, porque de ninguna manera se espera perder en ningún sentido.

  4. M.A. dice:

    Bueno Goldie, yo creo que entiendo bien lo que quieres decir. Evidentemente no todas las crisis significan “tragedia” y quizás no lo deberían significar nunca, pero el dolor que la situación marcada por esta carta implica y que tu misma manifiestas con palabras como: angustia, estrés, tormento, enorme presión, miedo a equivocarse, etc. Dan a entender ya de por si una situación trágica para la persona que lo está viviendo. Como bien sabes y bien has marcado, nadie puede vivir la vida del otro, por eso nunca sabemos hasta que punto esta situación de no poder decidir, o saber hacerlo, o no encontrar esas 9 razones de las que hablas, puede significar para unos la nada y para otros el todo. Todo en esta vida es pasajero, hasta el dolor más infinito. Muchas veces nos empeñamos en buscarles a las cartas temporalidad y de lo que nos hablan es del momento y de lo importante que es saber vivirlo para poder seguir avanzando sin tanto sufrimiento. Un saludo.

  5. sacerdotisa dice:

    < P> M. A, viendo tu comentario y especialmente el de Goldie, Peregrina se pregunta lo que para unos es que no para otros esta carta. Las espadas pueden que no atraviesen, si el sujeto maneja bien su intelecto y tiene principios, pero es una carta que despoja, en muchos sentidos, por supuesto que no es definitiva, pero puede serlo, como una torre que no se sabe llevar o si se pierde la luz que lleva el Ermitaño. Todo depende de la concepción del ser humano de la vida, de sí mismo y de su entorno. Se ve reflejado tanto en la toma de decisiones como en la asunción de los resultados. El intelecto todo lo puede pero en el caso de las espadas, su poder obstaculizador es cumulativo, es decir, no puede ser más grave un 3 que un 9 salvo que la persona sea “pobre” en su intelecto y en su espíritu, esto es como los oros, para algunos el 6 es estupendo y otros necesitan un 9 para sentirse provechosos, también son cumulativos. Las espadas, al representar el aire, penetran en la materia, creo que es el sentido que predominan en los arcanos menores dibujados, aire, frío que penetra en la carne. Dice Emilio Salas: “Con su doble filo, la espada es la imagen perfecta del poder ambivalente de la mente“. En ese sentido coincido con Goldie, pero no por el poder negativo de la carta sino por el poder del receptor del suceso, de qué otra manera se exlica que haya personas para quienes un suceso negativo material o espiritual supone prácticamete un fin y para otros una continuación. Así, sigue E. Salas: “pues quien quiere regenerarse debe matar al viejo hombre que habita en su interior“. Resume el contenido adivinatorio; guerras, conflictos, luchas y penas.
    Un significado que a veces me aparece en una lectura es el de ceremonia por ley, bodas, bautizos, comuniones o funerales.

  6. sacerdotisa dice:

    Sí, O. C, si piensas en juicios, ahí los tienes, con una diferencia, en el 8 el juicio es una reprobación nuestra o de nuestro entorno, críticas, pero en el 9 es un proceso, un juicio con ley. Significa también convento, por lo que sí lo veo paralelo al Ermitaño cuando además exteriormente la situación tiene connotaciones legales, o sociales. Por ejemplo, uno pierde su trabajo por recortes, o bien con un despido que debe llevar a juicio por injusto, son formas distintas de terminar aunque en las dos hayas angustia o dolor. El 9 de espadas no es siempre es querido, es decir, no hay tanta parte de responsabilidad como sentimos en el 8. Besos y gracias a todas por comentar.

  7. ana dice:

    Cada vez estoy más convencida, de que lo que importa es la pregunta que le hacemos al tarot y la intercomunicación que tienes con tu mazo.
    Un nueve de espadas en una pregunta profunda si que nos deja ver esa crisis o esas lágrimas y pesar. Ahora bien, a mi me ocurre con amigas, hacemos una tirada más o menos general con su pareja y todo va bien. Entonces luego me pregunta por un echo concreto, por ejemplo, como se ha tomado que me vaya de vacaciones con las amigas, y aparece el temido 9 de espadas, está claro que no le ha sentado bien y se siente solo y mal. Pero eso no quiere decir que el chico en cuestión esté atormentado con dicha relación ya que previamente hemos visto que no.
    Un besote a todas.

  8. Oeste Celeste dice:

    Gracias, leyendo tus impresiones y las de M. A y Goldie veo todo más claro. Creo que un error que cometo a menudo es ensimismarme en la imagen de las cartas, observarla hasta agotarla, así que paradójicamente en vez de extraer más significado lo complico todo demasiado. En este blog ya se ha hablado del contenido visual del tarot y sin duda los detalles aportan información, pero poco a poco tengo que ir emancipándome de las emociones que me transmite la imagen y dejar que fluya su significado más genérico. Estos debates favorecen ese aprendizaje. Un abrazo.

  9. Maru dice:

    Sacerdotisa, buenos días/noches! Cuando dice que ves un paralelo entre ermitaño y el 9 de espadas te refieres a la crisis en soledad y al fin de ciclo? No conozco mucho el signficado de los arcanos menores, sólo miro el 9 de espadas y se ve sufrimiento, como que los problemas (de cualquier especie) estan abatiendo a la persona y no usa esas nueve espadas para salir fortalecida, como en el caso del ermitaño, que sabe que todo es transitorio y avanza tranquilo. En mi humilde opinión, creo que la diferencia entre estos dos arcanos está en la forma diferente de reaccionar ante los problemas, trato de sacarle algo positivo a la carta, aunque se vea fea y sería el consejo de tomar esas nueve espadas y usarlas, el gasto de energía es el mismo o lo uso para ser infeliz o para ser fuerte. Gracias a todas estoy aprendiendo mucho de vosotras, sobre todo de tí sacerdotisa!

  10. sacerdotisa dice:

    A veces, ana, las espadas son un aviso. Pero él no debería tener esa carta, me parece excesiva. Besos.

  11. sacerdotisa dice:

    Oeste, lo más importante es cómo te lo dicen, que acumules experiencia. Es aprender un lenguaje, ellas de ti y tú de ellas. Besos.

  12. Peregrina dice:

    Hola, chicas! Llego tarde, pero aquí estoy! Muchas gracias, Sacerdotisa, por dedicar este post al nueve de espadas. Hay mucho nivel en el post tuyo y en los comentarios de las amigas que han contribuido a aclarar su significado. He copiado, no sólo el post de Sacerdotisa, sino todas las respuestas! para analizarlas en profundidad. Cada una me ha aportado una cosa.

    Sacerdotisa: muchas gracias por tus explicaciones. No sabes cómo me ayuda ese pequeño estudio “comparativo” entre las diferentes emociones-estados de la mente-pensamientos, los distintos matices que pueden tener las espadas, especialmente en el tema sentimental. Comparar de manera muy específica y práctica el dos de espadas, el tres, el cinco, el seis, el nueve, el diez… Y luego los comentarios que añades respecto al mayor “peso” que suele tener sobre el intelecto (y el espíritu, la opresión mental y espiritual) un mayor número de espadas… Lo de que las espadas, como los oros, y también copas, bastos, son cumulativas… Eres estupenda! M. A.: sí, efectivamente, yo interpretaba el 9 de espadas como la preocupación POR el ser amado en el sentido, y lo expresas muy bien, “el ser amado como objeto de la preocupación“. Ahora bien… Intuyo que quizás en el caso concreto de la tirada real que puse como ejemplo, tal vez haya cosas aledañas a ambas personas, más que la relación en sí, (aunque no puedo estar segura) que pueden preocupar a “A” (la pregunta era: ¿piensa “A” en “B“? O sea, A como sujeto activo sobre el que desea realizar la pregunta, B como objeto pasivo de sus pensamientos). Por ejemplo, a lo mejor “A” piensa preocupado en “B“, efectivamente, pero se preocupa por una relación profesional, por problemas laborales que atañen a ambos y para los que necesita la ayuda de “B“… Aunque yo en la pregunta me ceñía al tema sentimental y, a diferencia de Sacerdotisa, que sabe mucho más que yo y que sabe sacar mútliples significados y derivaciones, incluso sobre cosas por las que no se preguntan, me suelo ceñir a aquello por lo que estoy preguntando porque si no mi turbación y perplejidad pueden alcanzar cotas impresionantes…: ) Como bien decía Sacerdotisa en otro apartado, respondiendo a una de mis preguntas, las cartas a veces hablan de muchos temas de la vida de “ambos” (si se pregunta por dos personas). Es ahí donde comienzo a perderme, y si además, esos temas se alejan estrictamente del ámbito por el que se pregunta, ni te cuento.

    Oeste Celeste: mucho habría que comentar sobre tus palabras. Sí, es la única carta que hace referencia a la “soledad“, al reciento personal de cada uno, a ese momento íntimo, único, cuando, en la cama (literal o figuradamente), en la soledad de tu cuarto, o sea, a solas con uno mismo, cuando no podemos distraernos ni mentirnos y nos enfrentamos a nuestras preocupaciones más oscuras, le damos vueltas a un tema que nos amenaza “desde fuera” (al menos aparentemente) como dice Sacerdotisa. Pero que, según algunos intérpretes, a veces puede ser aumentado por nuestras propias fobias o miedos personales, ya que las espadas amenazan, apuntan a veces, a la figura, pero aún no la tocan. ¿Dolerá tanto ser sabio? -preguntas. No lo sé (ojalá fuera sabia), pero seguro que duele afrontar las “verdades” en la intimidad de la mente, en nuestro yo más íntimo, ahí donde nada puede esconderlas, en esos momentos de lucidez total, con esa clarividencia “de doble filo“, pero siempre aguda y penetrante, que ofrecen las espadas a veces. Sí, creo que ser “sabio“, o sea, consciente, debe doler bastante.

    Goldie: me quedo con lo que apuntas. Quizás el nueve de espadas no sea tan etéreo como yo imaginaba en ocasiones, me gustan tus “nueve razones de peso“. Me quedo con la idea de un nueve como algo, en el fondo, muy mental, que exige mucho razonamiento.

    Aunque suene raro, no es la primera vez que cuando he visto (pero es algo muy personal lo mío) en una tirada de cartas que “A” tiene una opinión acerca de “B” (como persona en general, no como amante o como amigo), y sale, por ejemplo, el 10 de espadas, inmediatamente he pensado: “la plenitud de la inteligencia, lo máximo del intelecto“. Un significado que jamás oí respecto a esta carta, que denota pérdida, fin, dolor, etc. Sí, pero… No deja de ser la máxima expresión de una carta mental. Es cierto que quizás con el matiz de que en el 10 de espadas esa inteligencia pueda aplicarse a veces con ligereza, (cuando no con cierta crueldad, puede decir alguien). Sé que el rey o la reina, incluso la sota, el caballo, pueden jugar el papel que le doy al 10 de espadas en algún caso puntual, pero no he dejado de interpretar de manera intuitiva eso en alguna ocasión.

    Por eso tu interpretación de “9 espadas, 9 razones“, y el peso mental, el razonamiento que hay que aplicar a una situación (no sin zozobra, seguramnete), resuena en mí y lo recojo.

    También el miedo a equivocarse y lo de que no es una carta definitiva.

    Toodo lo anterior puede que se resuma muy bien en lo que dice Sacerdotisa: “Las espadas pueden que no atraviesen, si el sujeto maneja bien su intelecto y tiene principios, -… (y añade Sacerdotisa, y aquí no podemos engañarnos nunca, tal vez, por más que intentemos buscar significados diversos) pero es una carta que despoja, en muchos sentidos, por supuesto que no es definitiva, pero puede serlo, como una torre que no se sabe llevar o si se pierde la luz que lleva el Ermitaño. Todo depende de la concepción del ser humano de la vida, de sí mismo y de su entorno. “.

    Ana: sí es cierto que hay una cosa que me ocurre a mí en el tarot como tú la describes: a veces el tarot parece hablarnos de una desgracia o una felicidad muy grande. Y, sin embargo, en el contexto de una pregunta determinada, como muy bien apuntas, esa infelicidad o esa felicidad (por simplificar), pueden ser versiones en pequeñito de los significados más rotundos, de mayor calado vital, si se quiere, que se les suele otorgar en el tarot. Sacerdotisa te responde que hay cartas que no corresponderían en determinados contextos, o eso vengo yo a entender. Por lo cual, está muy bien tenerlo en cuenta y no llamarnos a engaño. Porque yo tiendo mucho a relativizar y pensar como tú en algunos contextos, como, por ejemplo, que un 9 de espadas en un momento dado puede significar una muy pequeña preocupación de naturaleza pasajera… El ejemplo que pones, respecto a la pareja de tu amiga y su viaje, es muy buena. La pregunta que debemos hacernos es si efectivamente es así, si efectivamente a veces las cartas hablan “en minúsculas“, para determinadas preguntas y determinados contextos, o si nos están alertando de algo más, aunque al principio no queramos darle mucha importancia… Maru: me ha gustado mucho lo de “tomar las nueve espadas y usarlas! “: )) Voy a seguir pensando también en la relación entre esta carta y el ermitaño, e incluso la torre, que apuntáis y que apunta Sacerdotisa.

    Ay! qué complejo es el tarot, qué rico y variado, y qué inestimable vuestra ayuda. Muchísimas gracias a todas. Tengo que seguir pensando sobre todo esto y estudiar vuestras respuestas, el post de Sacerdotisa y seguir (intentando) sacar mis propias conclusiones, pero siempre intentando aprender un poco más.